Diputada de Puebla echa a su mamá a la calle y envía a la cárcel a su hermana

0
723
alternativa-sara-chilaca-martinez

#LadyCaín ya es conocida en Redes Sociales.

En el lugar había reporteros, a los cuales pidió no tomaran fotos.

La diputada local por el noveno distrito, Sara Chilaca Martínez, se dio a conocer en las redes sociales luego de desalojar a su hermana Marisol Chilaca y su madre Enriqueta Martínez de la casa donde vivían.

Antes, Sara Chilaca, apodada como #LadyCaín, ya había mandado a la cárcel a su hermana y a su madre al hospital, y ahora tomará posesión de la casa donde ambas vivían.

Durante el desalojo de la casa ubicada en el 301 de la 3 Poniente, Sara Chilaca iba acompañada de su esposo Adrián Guevara, además de unos guaruras. Llegaron al inmueble a las 14:00 horas del martes, en una camioneta Suburban de lujo con placas del estado de Veracruz.

Previo al desalojo, elementos de la policía municipal, policías municipales ministeriales y abogados de la legisladora, visitaron el inmueble el lunes alrededor de las 13:00 horas para dar aviso sobre el desalojo. Tocaron la puerta, pero al no recibir respuesta llamaron a un cerrajero para abrir uno de los portones de la entrada.

https://youtu.be/5cSySL6WDjE

Minutos después, la camioneta en la que estaba #LadyCaín se estacionó frente al portón, mientras sonaba el claxon para que le abrieran la puerta.

Siete meses atrás, el padre de la legisladora murió y dos meses después ella denunció a cinco de sus siete hermanos por los delitos de violencia familiar, despojo y amenazas, lo que derivó en el desalojo.

El pasado 6 de octubre, una de las hermanas de la legisladora fue detenida cuando se dirigía a su casa como consecuencia de la demanda que levantó Sara Chilaca.

En una entrevista telefónica con la familia Chilaca se dijeron consternados por los actos de la legisladora.

“No es posible que la ambición de Sara haya llegado a este límite, sacó a la señora de la casa para meter a su mantenido marido y a su soberbia hija. Afortunadamente el poder no es eterno, ni hay mal que dure cien años. Existe un Dios que todo lo ve y ella ni con su hechicería negra, que acostumbra a hacer, va a detener su castigo por ser una hija mal agradecida (…) cuando se le acabe el dinero, el mantenido de su marido la va a dejar”.

Confirmaron que la casa de su madre ya está perdida y que sus hermanas ya están en proceso de ser liberadas, sin embargo, hace unos días les fue dictado el auto de formal prisión, por lo que deberán ir a firmar cada ocho días a los juzgados de San Pedro Cholula.

Con Información de Diario Cambio.

Comments

comments